La historia de Primo

Todo comenzó con un turista estadounidense y un pavo.

kamado-old-modelCuando George Samaras completó su servicio como farmacéutico en el ejército griego en 1986, necesitaba encontrar una Carrera profesional, así que se enfocó en su amor al mar. Empezó a correr con veleros y capitaneó un yate para excursiones turísticas por las islas griegas.

En 1988, conoció a su futura esposa Kelley, una estadounidense que estaba de vacaciones con su familia y había alquilado el barco de Samaras. George se quedó prendado de Kelley y se mantuvieron en contacto después de que ella volvió a casa. Ella finalmente se trasladó a Grecia y más tarde los dos se casaron. Siete años más tarde, la pareja decidió mudarse a los Estados Unidos.

El suegro de George tenía una cocina de Kamado y el Día de Acción de Gracias, George asó un pavo por primera vez. Se sorprendió de la jugosidad y el delicioso sabor del ave que se cocinaba en el kamado. El resultado no tenía punto de comparación con cualquier barbacoa que hubiera utilizado anteriormente.

Compró un kamado para él y cocinó regularmente. Se lo contó a sus amigos y familiares y comenzó a enviarlos a Grecia para que lo usaran. Finalmente George tuvo más de 80 personas en su tierra natal que querían un kamado, así que le preguntó al fabricante si podía iniciar la distribución en Grecia, pero se negaron.

Sin desanimarse, George vio una oportunidad en el mercado y decidió que haría sus propias cocinas de kamado. Muchas personas, incluidos los ingenieros de cerámica, le dijeron que no se podía hacer, pero siguió adelante y pasó los siguientes años desarrollando y probando su propia fórmula para el material refractario para obtener la combinación correcta.

En 1996, estaba listo para vender sus barbacoas cerámicas. Samaras eligió el nombre, “Primo” que significa “el mejor” en italiano. Su primera planta de fabricación fue una nave alquilada de 77 metros cuadrados. Debido al limitado espacio, sólo podía hacer dos barbacoas a la vez y además tenia que cruzar la ciudad conduciendo hasta un horno para que se las cocieran.

A Samaras le encanta mejorar sus barbacoas de cerámica y realizar productos innovadores así, en el año 2000 presentó la Primo 2000, una combinación de gas y parrilla de cerámica. Su idea era utilizar las características de mayor calor superior retención de los jugos de una parrilla de cerámica y la facilidad del gas como fuente de calor que tantos amantes de la cocina al aire libre prefieren.

Se trata de un producto sin igual nunca antes visto en la industria y se vendieron más de 700 unidades. La producción se interrumpió unos años más tarde debido a los requisitos de envío y montaje.

George también estaba mirando más allá de la forma redonda del kamado tradicional y descubrió que una forma ovalada ofrecía una versatilidad y eficiencia de cocción mucho más altas. Cambió para siempre el rumbo de Primo.

La introducción de la parrilla ovalada patentada en 2002 situó Primo como un fabricante de referencia en el mercado de barbacoas cerámicas.

Hoy en día, Primo tiene su sede central en una instalación de 10.200 metros cuadrados en Tucker, Georgia (Estados Unidos) donde se producen sus barbacoas cerámicas. Primo está disponible en más de 27 países alrededor del mundo.